Viriadiana Álvarez, no le teme al éxito, por ello, está dentro de las mujeres latinoamericanas que han escalado las montañas mas altas del mundo

Viridiana Álvarez es un ejemplo de que cuando se quiere algo, es importante trabajar en ello. Es bajo esta premisa que desde muy niña, comenzó su gusto y pasión por los deportes, tenis, karate, natación o futbol, se encontraban entre la lista de las actividades que practicaba.

A los 20 años, comenzó a manifestar su gusto por el atletismo, por lo que decidió participar en carreras de 5 y 10 kilómetros hasta llegar a la Maratón, en la Ciudad de México. De esta experiencia, le siguió la bicicleta de montaña, que también le apasionó, en donde conoció un grupo de scouts que subían al Pico de Orizaba y al Iztaccihuatl.

A partir del 2014 comenzó su historia en el alpinismo, cuando un grupo de amigos la invitaron a ascender una de las montañas más altas de México, para después de ella, ya no detenerse.

Historias de altura

  • Pico de Orizaba, México – 5,636 m – 2014
  • Aconcagua, Argentina – 6,962 m – 2015
  • Manaslu, Nepal – 8,156 m- 2015
  • Everest, Cordillera del Himalaya – 8,848 m – 2017
  • K2-, Pakistán, Cachemira, China – 8,611 m – 2018

Cabe destacar, que gracias a su última expedición al K2, la segunda montaña más alta del mundo, luego del Everest, y considerada una de las más letales en el mundo del alpinismo, debido a que se tiene riesgo en su descenso, convirtió a Viridiana Álvarez en la única mujer latinoamericana en lograr llegar a la cima de esta montaña.

En la fotografía la segunda montaña más alta del mundo, K2

Para todo aquel que realiza alpinismo como deporte predilecto, tiene en la mira dos objetivos:

  • Las Siete Cumbres: las montañas más altas de cada continente.
  • Los 14 ochomiles: aquellas con más de 8 mil metros de altura y ubicadas en las cordilleras del Himalaya y del Karakórum.

De estas, la alpinista originaria de Aguascalientes, ya subió 4 ochomiles y tres de las Siete Cumbres.